Publicado: 19 de Mayo de 2017

La rehabilitación de Fachadas es aquella acción constructiva o edificatoria que se realiza para mejorar algunas de las condiciones siguientes: de habitabilidad de la vivienda, de seguridad estructural y constructiva, de protección contra la presencia de agua y humedades, de sus instalaciones, de la accesibilidad, de su eficiencia energética, de sus condiciones de iluminación natural y ventilación interior, de las dimensiones de los espacios interiores, entre otras. Estas acciones se pueden realizar tanto en el interior de las viviendas como en las zonas comunes de los edificios residenciales.

Cuando la rehabilitación de las viviendas de un edificio residencial, afecta a su estructura, cubiertas, cerramientos exteriores, instalaciones, acabados de albañilería y pavimentos, carpintería etc, se denomina rehabilitación integral de la vivienda.



En la actualidad,las  las técnicas más comúnmente utilizadas en la rehabilitación de  fachadas, son las  'ventiladas' o 'sate'. Nuevos tipos que príncipalmente suponen un mayor aislamiento de los edificios y por tanto un importante ahorro energético que en algunos casos puede llegar hasta un 40 por ciento.